Otro cuento de la infancia: la crema de champiñones de mi abuela (veganizada).

Cuando vivía en México, cada Navidad me tocaba llevar la sopa y la ensalada para la celebración en familia. Por petición de la mayoría, siempre llevaba crema de champiñones y, como nunca escribía recetas, siempre me quedaba diferente... hasta ahora.

Antes de lograr veganizar a la perfección la receta de mi abuela, solía buscar en Pinterest o en Google cómo crear una crema de champiñones que quedara bien blanquita, sin que los champiñones se oscurecieran, se pusieran aguados o perdieran su textura de cualquier manera. Todas las recetas que encontraba mostraban champiñones negros que no me agradaban mucho, pues ya traía en la cabeza la imagen ideal de una crema de champiñones.

Esta Navidad decidí darle otra oportunidad a la receta de mi abuela. Le llamé a mi abuela para que me diera su receta y escribí cada paso para asegurarme de que siempre me quede igual en el futuro y, por supuesto, para poder compartirla con ustedes.

Pelar y picar los champiñones
Pelar los champiñones

Recuerdo que una de las veces que visité a mi abuela en Alemania, había un comercial que decía algo sobre no lavar los champiñones y solo limpiarlos con un paño o brocha. Mi abuela siempre le reclamaba a la tele, diciéndole que era necesario pelarlos, sino las cosas no quedaban bien.

Yo he hecho la prueba con los dos métodos y tengo que decir que, al menos en mi opinión, ambos tienen un poco de razón. He probado hacer esta crema sin pelar los champiñones y por lo general se ponen cafecitos y no se ve tan apetecible el resultado final.

Champiñones picados
Cortar los champiñones en cuartos

También ten en cuenta que la frescura de los champiñones es superimportante. Mientras más duritos estén, mejor. De preferencia compra los champiñones el mismo día que vayas a preparar la crema y asegúrate de que cuando hagas presión con los dedos, el champiñon no ceda.

Picar la cebolla
Picar la cebolla

La cebolla la puedes comprar blanca, amarilla o morada, realmente no importa. Por cierto, si tienes algún tip para que la cebolla no me haga llorar como Magdalena cada que la corto, escríbelo en los comentarios. Ya probé todo lo que encontré en Internet y nada me ayudó jaja.

Agregar la cebolla a la mezcla de margarina y harina
Agregar la cebolla a la mezcla de margarina y harina
Sofreír la cebolla con margarina y harina
Agrega la harina y mezcla hasta que tome un color dorado.
Agregar crema vegetal
Agrega los champiñones y la crema comercial o casera y mezcla hasta que todos los champiñones estén cubiertos.

Puedes usar cualquier crema vegetal comercial o incluso una que hayas preparado en casa, el chiste es que te sirva para cubrir los champiñones en algo espeso, antes de agregar la leche. He visto que si agrego solo la leche sin la crema (o sin suficiente crema), los champiñones se ponen aguados más fácilmente.

Agregar leche vegetal y mezclar
Agrega la leche de soya y remueve continuamente. Añade un par de cucharadas de harina (tamizándolas) y mezcla. Puedes agregar otras dos cucharadas si ves que está llegando al primer hervor y no se ha espesado tanto como deseas.

Al final, la crema quedará bastante espesa, pero los champiñones seguirán un tanto crunchy cuando la sirvas. Puedes adornarla con cebollín picado y acompañarla con pan.

Si prefieres ver la receta completa y sin imágenes en cada paso, aquí te la dejo:

Crema de champiñones

Crema de champiñones

Porciones: 4
Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
Tiempo total: 45 minutos

Deliciosa y reconfortante para días fríos. Sírvela acompañada de croutons o pan recién horneado y decórala con cebollín finamente picado.

Ingredientes

  • 1 paquete champiñones de botón (400 gramos)
  • 1 litro leche de soya comercial o hecha en casa
  • 2 cdas margarina o mantequilla vegetal
  • 1/2 cebolla blanca picada
  • 250 ml crema vegetal comercial o hecha en casa
  • sal y pimienta al gusto
  • sazonador vegetal al gusto
  • 2-6 cdas harina blanca

Instrucciones

  1. Limpiar los champiñones (sin pasarlos por agua) y pelarlos con el lado no filoso de un cuchillo.
  2. Cortar la parte más baja del tallo y cortar los champiñones en cuartos.
  3. Agregar la mantequilla vegetal o margarina y la cebolla. Remover hasta que la cebolla esté translúcida.
  4. Agregar dos cucharadas de harina y mezclar hasta que tome un color dorado.
  5. Agregar los champiñones y la crema y mezclar hasta que todos los champiñones estén cubiertos.
  6. Agregar la leche de soya, el sazonador vegetal y remover continuamente. Añadir un par de cucharadas de harina (tamizándolas) y mezclar.
  7. Si la crema está comenzando a hervir y después de un par de minutos no ha obtenido la consistencia deseada, agregar otra cucharada de harina.
  8. Probar la sopa y añadir sal y pimienta al gusto.

Notas

Decora la sopa a tu gusto. Si lo deseas, puedes agregar algún sustituto vegetal como jamón o tocino vegano o agregarle más verduras como elote y ramilletes de brócoli. Otra sugerencia es agregar algún tipo de queso vegano estilo parmesano.

Esta crema es una de las pocas que puedes comer todo el día todos los días sin hartarte jamás. Al menos así me pasa a mí. Incluso mi novio que detesta cualquier tipo de sopa es fan de esta sopa por su cremosidad y la textura perfecta de los champiñones.

Información nutricional:
Porciones: 6 Serving Size: 1
Cantidad por porción: Calorías: 210Grasa total: 11gGrasas saturadas: 2gGrasas trans: 0.7gGrasas no saturadas: 8.3gColesterol: 0mgSodio: 800mgCarbohidratos: 16gFibra: 4gAzúcares: 11gProteína: 9.5g

Esta crema es una de las pocas que puedes comer todo el día todos los días sin hartarte jamás. Al menos así me pasa a mí. Incluso mi novio que detesta cualquier tipo de sopa es fan de esta sopa por su cremosidad y la textura perfecta de los champiñones.

¿Te gustó la receta? ¡Compártela con tus amigos y familia! ?

¿Le hiciste cambios? ¡Cuéntame en los comentarios! ?

¿Le tomaste fotos? Etiqueta a @eljardinvegano en tus fotos de Instagram, Facebook o Twitter y muéstrame qué tal te quedó ?